Buenos tiempos para el low-code 

Las plataformas de low-code están en auge, en parte debido a que la crisis del coronavirus ha hecho que muchas empresas tengan a su plantilla trabajando desde casa.  Si ya has oído hablar del low-code, o si por el contrario, has llegado hasta aquí sin tener muy claro de qué se trata, te explicamos todo lo necesario para que seas capaz de comprender lo que puede hacer por ti.

qué es low code

Pero, ¿qué es el low-code?

Las plataformas low-code o no-code (del inglés “con poco código” o “sin código”) son productos de software que permiten crear módulos o aplicaciones adaptadas a tus necesidades, pero sin necesidad de saber programación o tener conocimientos técnicos.

En un mundo cada vez más digital donde las empresas se encuentran inmersas en procesos de transformación digital, el low-code está siendo un aliado para que personal no técnico resuelva retos tecnológicos de forma ágil y sin tener conocimientos específicos.

Origen del low-code

En realidad el low-code es un término bastante reciente, que fue usado por primera vez en un estudio de tendencias de la consultora Forrester. En él se explicaba como las empresas eligen alternativas ágiles y usables cuando se enfrentan a retos a la hora de digitalizar y estandarizar sus procesos. Así, los analistas Clay Richardson y John Rymer bautizaron como low-code para empresas a estas herramientas que cubren un gran número de funciones y propósitos.

Beneficios del low-code para empresas

Éstos son algunos de los beneficios del low-code en una empresa:

Empresas que usan low-code

Podrías pensar que el low-code es algo para empresas pequeñas o start-ups, pero en realidad el low-code es ya una realidad que está siendo usado por todo tipo de empresas, por sus ventajas a la hora de agilizar y flexibilizar el acceso a la tecnología.

Sin embargo, no todas las plataformas  low-code son accesibles para cualquier tipo de empresas. Si bien organizaciones como Pirelli o incluso Banco Santander usan low-code, ambas lo hacen a través de la plataforma Appian, dirigida sobre todo a multinacionales, y que a pesar de ser low-code requiere un buen conocimiento de ciertos principios tecnológicos.

En el caso de Dokuflex, la mayoría de nuestros clientes son en su mayoría empresas de 50 a 1.000 trabajadores y no es necesario conocimientos técnicos para la configuración o el desarrollo de la mayor parte de las funcionalidades que ofrece nuestra plataforma.

Algunos casos de uso del low-code en las empresas 

Tus primeros pasos en low-code: consultoría gratuita con Dokuflex

Dokuflex es una plataforma low-code con diferentes soluciones de BPM, gestión de procesos, gestión de tickets y facturas, firma digital, gestión documental y herramientas de colaboración y gestión de tiempos que ya está ayudando a cientos de empresas en Europa a ser más productivas y digitalmente avanzadas.

Si crees que una plataforma low-code puede ayudarte en el proceso de transformación digital de tu empresa, y quieres explorar las distintas posibilidades para mejorar tu día a día empresarial, agenda con nosotros una consultoría gratuita en este widget para ver cómo podemos ayudarte.